Portada » Pueblos » Galve

Galve

 

Municipio perteneciente a la Comunidad de Teruel aunque muy próximo a la comarca de Cuencas Mineras. Tiene una extensión de 61,90 Km2 y una población de 162 habitantes (2016).

El término municipal incluye una serie de páramos abiertos por la acción del río Alfambra y de sus afluentes locales, situándose el núcleo urbano en el fondo de una amplia cubeta.

Galve es conocido mundialmente por la importancia de sus yacimientos paleontológicos del periodo Cretácico. Los hallazgos de numerosísimos restos óseos fosilizados de dinosaurios y de otros vertebrados, así como la abundancia y variedad de improntas en la roca (icnitas) han permitido crear el Parque Paleontológico de Galve, compuesto por una sede de Dinópolis (Legendark), un Museo Paleontológico, varios yacimientos de icnitas protegidos y musealizados, así como varias réplicas de reptiles en el entorno del río Alfambra.

Entre el patrimonio arquitectónico destaca la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Es un edificio de estilo barroco (s. XVII-XVIII) de grandes dimensiones, tanto superficie como en volumen. Tiene planta rectangular con tres naves y un cimborrio con lunetos, un coro, una puerta triunfal con varios arcos y una torre de tres cuerpos. Alberga un impresionante retablo mayor barroco y una tabla hispano-flamenca (s. XV). En el pueblo destacan también la casa parroquial, el ayuntamiento y varias casas solariegas (Sangüesa, La Era y La Yedra), además de la tejería. El puente sobre el río Alfambra está construido con grandes sillares es del siglo XVI pero de origen medieval.

Son numerosos los espacios naturales de interés en el término municipal de Galve. La Vega alberga una dehesa continúa de chopos cabeceros de 3 Km de longitud y varios cientos de metros de anchura, siendo la más extensa del Alto Alfambra. Las lomas y cabezos calizos y el cañón fluvial situado antes de la Vega forman parte de la Zona de Especial Protección de Aves “Parameras del Alfambra” con las poblaciones de aves propias de ambientes esteparios y rupícolas.