COMIENZA A FLORECER LA POTENTILLA

Es una de las plantas silvestres más comunes en los montes de las Tierras Altas de Teruel y sin embargo, salvo durante unas pocas semanas, pasa desapercibida. Tan desapercibida que, en muchos pueblos carece de nombre popular, aunque en algún otro, como Camarillas, se conoce como flor de primavera. 
El nombre científico es Potentilla cinerea  y pertenece a la familia de las Rosáceas. Es una pequeña mata rastrera que, a partir de una cepa leñosa, produce unos brotes  de los que nacen unas hojas divididas en varios foliolos que están tan cubiertos de pelos que le dan un aspecto blanquecino a la planta.
En estos días de finales de abril y primeros de mayo destacan sus vistosas flores amarillas.

  
Es una planta propia de los claros del bosque y del matorral, pero también de los pastizales pedregosos. Necesita mucha luz y es propia de las montañas calizas. Soporta muy bien las heladas y las grandes oscilaciones de temperatura.

La deforestación le ha favorecido pues encuentra en los ambientes abiertos de los páramos y en las laderas un ambiente apropiado formando allí unos pastos bien adaptados a la sequedad (los pelillos de las hojas reducen la pérdida de agua por transpiración), al efecto desecante del viento y a la sobreexposición a la luz.

Se distribuye por las montañas calizas del centro y del sur de Europa, de este a oeste. Y es muy abundante en la cordillera Ibérica pues le prueba muy bien su clima continental. Frío, seco y extremo. 
En el Alto Alfambra crece en los páramos de la Sierra de El Pobo, tanto en los calizos …

como en los arcillosos ….

como en los claros de los pinares de la Sierra de Gúdar, siempre sobre sustrato pedregoso …

Estos días de mayo, la primavera estalla hasta en las lomas y en los cabezos pedregosos gracias a la Potentilla cinerea.

Una planta, muy del Alto Alfambra. Muy de Teruel.

WP RSS Plugin on WordPress