INVERNADA DE AVES EN LA ARBOLEDA SINGULAR 2019-2020

ENTRE JORCAS Y AGUILAR DEL ALFAMBRA

En el invierno 2017-2018 comenzó la colaboración del Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra en el programa de ciencia ciudadana «Seguimiento de Aves Comunes Invernantes» (SACIN) que desde 2008 organiza SEO-BirdLife asumiendo el registro de aves siguiendo dicha metodología en una parcela del Alto Alfambra situada entre la Loma del Cuartal de Jorcas hasta El Prado de Aguilar del Alfambra, pasando por el Molino de Ababuj.

El invierno 2018-2019, tras unas copiosísimas lluvias de otoño, tuvo lugar la segunda campaña de seguimiento de aves invernantes que dieron como resultado los datos recogidos en el siguiente enlace.

En el invierno 2019-2020, la primera jornada de campo tuvo lugar el día 21 de noviembre tomándose un registro de 755 ejemplares correspondientes a 27 especies. La segunda jornada se realizó el día 16 de enero siendo observados 229 ejemplares de 17 especies. A continuación se muestran los datos recogidos para cada una de las especies en los dos muestreos:

Garza real (Ardea cinerea): 1/0

Busardo ratonero (Buteo buteo): 1/0

Gavilán común (Accipiter nisus): 1/0

Chocha perdiz (Scolopax rusticola): 0/1

Paloma zurita (Columba oenas): 50/0

Tórtola turca (Streptopelia decaocto): 4/0

Pito real (Picus viridis): 2/5

Pico picapinos (Dendrocopos major): 3/2

Alondra totovía (Lullula arborea): 0/2

Lavandera blanca (Motacilla alba): 4/0

Chochín (Troglodytes troglodytes): 2/0

Petirrojo (Erithacus rubecula): 2/0

Zorzal alirrojo (Turdus iliacus): 3/0

Mirlo común (Turdus merula): 10/6

Mosquitero común (Phylloscopus collybita): 2/0

Reyezuelo sencillo (Regulus regulus): 2/0

Carbonero común (Parus major): 8/6

Herrerillo común (Parus caeruleus): 1/4

Mito (Aegithalos caudatus): 15/7

Agateador común (Certhia brachydactyla): 0/5

Chova piquigualda (Pyrrhocorax pyrrhocorax): 0/40

Corneja negra (Corvus corone): 9/0

Cuervo (Corvus corax): 2/3

Estornino negro (Sturnus unicolor): 4/0

Gorrión común (Passer domesticus): 35/0

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs): 99/0

Pinzón real (Fringilla montifringilla): 3/0

Pardillo común (Carduelis cannabina): 366/5

Jilguero (Carduelis carduelis): 123/0

Verderón común (Carduelis chloris): 1/0

Escribano cerillo (Emberiza citrinella): 0/26

Escribano soteño (Emberiza cirlus): 3/14

Escribano montesino (Emberiza cia): 0/1

Lo primero que llama la atención es la desigual abundancia y riqueza entre el primer y el segundo recorrido de esta invernada. En el primer caso ascendió a 755 ejemplares de 27 especies y en el segundo fue de 229 ejemplares de 17 especies. Esta tónica ya se produjo en las dos campañas anteriores.

Se explica por funcionar los campos de cultivo (rastrojo de cereal y girasol) del Alto Alfambra como una zona de alimentación de aves granívoras desde el final del verano hasta buena parte del otoño. Conforme se agotan los recursos alimenticios, por realizarse la recolección del girasol y por labrarse los rastrojos de cereal y girasol, las aves invernantes marchan a otros territorios.

Aunque también hay que añadir que la segunda jornada de campo tuvo lugar tres días antes de que se produjera en la zona una nevada histórica.

Sin embargo, los resultados del pasado invierno han superado con creces a los de los dos anteriores. Esto puede deberse a que la fecha del primer muestreo se adelantó un mes y permitió registrar la comunidad de aves en un momento en el que la abundancia de comida en los campos era mayor.

Las especies más representativas son, como en otros años, los fringílidos. Y, entre ellos, el pajarel o pardillo común …

la cardelina o jilguero europeo …

Ejemplar adulto de cardelina o jilguero europeo (Carduelis carduelis)

y el nevatero o pinzón vulgar …

Macho de nevatero o pinzón vulgar (Fringilla coelebs). Foto: Rodrigo Pérez

De ser las aves hegemónicas durante el otoño pasan a desaparecer o a hacerse muy raras durante el invierno.

Algo parecido ocurre con la paloma zurita que se puede observar en un bando nutrido cuando hay grano en los campos desapareciendo en el invierno.

Bando de palomas zuritas. Foto: Carlos Pérez

Otras muchas especies están presentes con poblaciones bastante estables a lo largo de la invernada, como ocurre con los páridos …

Carbonero común (Parus major). Foto: Chusé Lois Paricio

o los pájaros carpinteros …

Pico picapinos. Dibujo: Dominique Mansion

Aunque también ocurrió que algún grupo de aves, como los escribecartas o escribanos fueron más comunes en el recorrido invernal que en el otoñal, como es el caso del escribano cerillo …

Escribano cerillo. Foto: Carlos Pérez

Se han podido observar especies invernantes de interés como el pinzón real, el zorzal alirrojo y la chocha perdiz. Esta última vinculada a los prados encharcados de la vega del Alfambra muestra su querencia por un territorio en el que hasta hace pocas décadas, cuando se produjo la roturación de prados para su uso agrícola tras la crisis de la ganadería extensiva, debió de ser más abundante.

Si resulta posible, el próximo otoño volveremos a tomarle el pulso a la comunidad de aves invernantes de la Arboleda Singular del Alto Alfambra