Portada » Actualidad » Cultura » Arquitectura » EL DÍA DE LAS AVES 2018 EN LOS ESTRECHOS DEL ALFAMBRA

EL DÍA DE LAS AVES 2018 EN LOS ESTRECHOS DEL ALFAMBRA

El Día de las Aves es un evento de carácter mundial que se celebra cada año el primer fin de semana de cada octubre, en el marco de la migración postnupcial. Se propone aproximar al público a las aves silvestres, a los múltiples y fascinantes aspectos de su biología, fomentando su observación, una afición que vincula a las personas con su entorno natural que, en definitiva, no es otro que el hábitat de estos activos seres vivos. 
El pasado día 6 de octubre, la Asociación Cultural Camerón, SEO-Teruel, el Ayuntamiento de Camarillas y el Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra celebraron el Día de las Aves en los Estrechos del río Alfambra a su paso por dicha localidad. 
La elección de dicho espacio natural se debe a la riqueza de la avifauna de este espacio natural, consecuencia de la variedad y la calidad de los ecosistemas. El Alfambra, un río mediterráneo de montaña con un funcionamiento completamente natural. Un bosque de ribera con miles de chopos cabeceros, muchos de ellos centenarios, y un denso sotobosque de arbustos. Los agrestes roquedos de un cañón fluvial de doce kilómetros de longitud. Los infinitos páramos que se extienden hacia la sierra de El Pobo aprovechados desde hace siglos como pastos, que ofrecen hábitat a diversas especies de aves esteparias, algunas con su límite de distribución altitudinal en la península Ibérica. Por último y como complemento, los secanos cerealistas que aprovechan las tierras más productivas y los pinares de repoblación que cubren algunas laderas. 
Esta diversidad de ambientes naturales, su amplia superficie, el mantenimiento de aprovechamientos tradicionales y la calidad del hábitat ofrecen condiciones idóneas para numerosas especies de aves amenazadas. Algunas de ellas, como las aves de los roquedos o las esteparias, son tan escasas que ha motivado la declaración de una parte de los términos municipales de Camarillas, Aguilar del Alfambra y Ababuj como la Zona de Especial Protección de Aves “Parameras del Alfambra”
Nos acercamos a los Estrechos del Alfambra en el término de Camarillas, por una pista que acerca a las ruinas del antiguo molino de Barberán.
La jornada incluyó una actividad de anillamiento científico realizada por el biólogo Demetrio Vidal, que fue acompañado por los naturalistas Antonio Torrijo, José Luis Lagares y Sabi Martínez. 
Una quincena de ejemplares de ocho especies de pájaros, entre ellos los herrerillos capuchino y común …
el petirrojo, el mosquitero común, la curruca capirotada, el mirlo común …
el mito o el carbonero común (o chichipán) fueron estudiados en mano y sirvieron para aproximarse a la identificación, la determinación del sexo y la edad, el funcionamiento (muda, reproducción, etc), la alimentación, así como comprender las dimensiones de la migración … uno de los procesos biológicos más espectaculares. 
La asistencia de público fue notable. Cerca de sesenta personas acudieron a la celebración del Día de las Aves desde localidades próximas y desde comarcas cercanas (Gúdar-Javalambre, Jiloca, Maestrazgo), desde las ciudades de Teruel, Madrid y, sobre todo, desde Valencia donde reside una importante colonia de personas con origen familiar en Camarillas y que pertenecen a la activa Asociación Cultural Camerón
Al terminar el anillamiento, se subió a través de un pinar … 
… hasta los rasos del Canto de la Hoz. 
Desde allí se pudo contemplar, a los pies de los numerosos participantes, el espectacular meandro encajado … 
… con un bosque de ribera de chopos cabeceros y las laderas pobladas por guillomeras y enebros, entre los que se observaron un rebaño de cabra montés y un huidizo zorro. 
Hacia el sur y el este, se extendía una parte de la amplísima paramera en la que crecían erizos y ajedreas, ambas bien adaptadas al diente del ganado, la sequedad, el frío y el viento. En estos ambientes abiertos, pudo verse también un pequeño grupo de alondras totovías. 
Aves no vimos muchas, sin embargo los saltamontes eran muy abundantes …
para regocijo de los más jóvenes …
Este fue el momento de realizar una aproximación a la geología de la zona, más allá de la interpretación del relieve modelado por la acción del río. 
La geóloga Laura Najes explicó el tipo de rocas sedimentarias, sus características, época y condiciones de formación, así como los rasgos estratigráficos que sugieren la definición de dos nuevas formaciones geológicas: la Formación Galve y la Formación Aguilar del Alfambra
Tras una animada comida de hermandad en el merendero del santuario de la Virgen del Campo comenzó la tarde con una interesantísima ruta guiada por Luis Miguel López a través del patrimonio histórico y artístico de la localidad de Camarillas. 
La antigua iglesia gótica de la Virgen del Campo, con los restos de pinturas … 
… y los detalles de sus arcos. El sobrio y hermoso edificio que se adosa al anterior, con sus soportales y estancias de estilo renacentista. La torre, de ladrillo mudéjar. Y, a su lado, la gran iglesia de estilo barroco
El paso por el cementerio permitió conocer la existencia de fosas comunes de soldados del bando republicano fallecidos en el hospital de campaña de Camarillas durante la Guerra Civil Española. 
Desde la ermita de San Roque nos aproximamos al nevero ….
… una construcción del siglo XVII para almacenar y conservar la nieve, restaurada por iniciativa de los vecinos. 
Y, volviendo al pueblo, pudimos conocer el robusto Granero del Obispo

la antigua y ruinosa iglesia de la Virgen del Castillo (s. XVI) …
… sobre la que se levanta la propia fortaleza de origen medieval y que fue ampliada, remozada y destruida durante las Guerras Carlistas …
Desde allí nos acercamos al monumental acueducto (Los Arcos) que suministraba agua desde un manantial próximo. La fachada de Casa Miedes y la magnífica y bien conservada Casa Barberán, nos mostraron el poder económico de algunas de las familias de infanzones locales. 
La gran Fuente Vieja (s. XVI) y la monumental y –tristemente con el tejado hundido- Iglesia barroca con la misma advocación a la Virgen del Castillo (s. XVIII) y un último callejeo nos dieron una dimensión de la importancia histórica de Camarillas. 
Caía la tarde y, cerrando esta completa jornada, vimos sobrevolar a la vieja torre media docena de aviones roqueros.
Como aún quedaba tarde, algunos ya lo habían hecho antes, nos acercamos a la vecina localidad de Cedrillas para recorrer su centenaria y animada Feria Ganadera.