Portada » Actualidad » Blog » CONOCIENDO EL PAISAJE DEL CHOPO CABECERO EN ALLEPUZ

CONOCIENDO EL PAISAJE DEL CHOPO CABECERO EN ALLEPUZ

El 21 de junio, recién estrenada la temporada estival y justo antes de la vorágine de trabajo que representa el verano en los pueblos del Maestrazgo, el personal que atiende las Oficinas y Puntos de Información de esta comarca nos reunimos con Chabier de Jaime para conocer la cultura y el paisaje en torno al Chopo Cabecero y hablar de la reciente conversión de este territorio en el Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra. 
En el Departamento de Turismo de la Comarca del Maestrazgo nos encargamos de coordinar la red de información turística de la comarca, proporcionando material promocional así como información variada de utilidad para las personas que atienden estos puestos. De la misma manera nos preocupamos por organizar reuniones y jornadas para trabajar en común y para formarnos, tanto invitando a ponentes que nos ilustran sobre temas de interés, como visitando lugares de nuestro entorno, más o menos próximo, que tenemos que conocer para poder luego informar sobre ellos. 

Tal fue el caso con el Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra, del que forma parte Allepuz, en el territorio de la comarca del Maestrazgo. Quisimos conocer de primera mano qué supone la inclusión de Allepuz en este nuevo ente, y conocer los pormenores de la cultura en torno a este árbol y su importancia en el devenir de nuestro territorio. Además, como podemos encontrar ejemplares de chopo cabecero en más pueblos del Maestrazgo, aunque no estén incluidos en el Parque, nos interesaba más todavía. 
La reunión con Chabier de Jaime fue en un local del Ayuntamiento de Allepuz, donde este experto en la materia, además de gran comunicador, logró cautivarnos explicándonos el papel que esta cultura del aprovechamiento del chopo ha tenido en las sierras turolenses, así como su importancia en la economía, con la variedad de usos que se le daba a la madera que producían. 
Aprendimos conceptos como el de la escamonda; también sobre la antigüedad constatada de esta práctica, además del valor que muchos sectores conceden a estos paisajes que forma el chopo como paisaje cultural e histórico, y que, aunque esta práctica se realizaba en muchos países europeos sobre distintas especies de árboles, en la provincia de Teruel se conserva un número de ejemplares mayor de chopos cabeceros que en ningún otro sitio. 
Tuvimos ocasión de acercarnos a la Masía de la Pupilas y pasear rodeadas de chopos cabeceros en plena dispersión del fruto, esa semilla envuelta en pelusilla blanca que tanta alergia da a muchas personas, así como conocer los ejemplares de primera mano, los jóvenes, los más veteranos, tocarlos, sentirlos, disfrutarlos. 
En definitiva, nos encantó visitarlos porque de esa manera podemos respetarlos y darlos a conocer en todas sus dimensiones. 
Cristina Mallén 
Técnico Turismo y Cultura 
Comarca del Maestrazgo