LA SESMA DE MONTEAGUDO DEL CASTILLO EN LA COMUNIDAD DE TERUEL

UNA CONFERENCIA DEL PROFESOR JOSÉ LUÍS CASTÁN

Las jornadas culturales de Monteagudo del Castillo concluyeron, un año más, con una conferencia impartida por el profesor y doctor en Historia, D. José Luis Castán Esteban. En esta ocasión fue el pasado día 2 de septiembre y trató sobre la Sesma del Campo de Monteagudo en la Comunidad de Teruel. Y, de nuevo, fue una conferencia muy dinámica.

Hasta el siglo XIX, existían cuatro comunidades en Aragón. A saber, la Comunidad de Teruel, la de Daroca, la de Calatayud y la de Albarracín.

Comunidades históricas de Aragón

Desde el siglo XII al XIX, en concreto hasta 1840 con la creación de las provincias por Javier de Burgos, la Comunidad de Teruel estaba formada por seis sesmas, una de ellas correspondía a la del Campo de Monteagudo del Castillo. Actualmente, solamente existe una Comunidad histórica, es la Comunidad de Albarracín, el resto se disolvieron.

Las sesmas (sexta parte de esas aldeas) constituían agrupaciones de aldeas, y a lo largo de ese período no fueron pocos los enfrentamientos entre dichas aldeas y la ciudad de Teruel.

Hasta finales del siglo XVI, Monteagudo como aldea integrante de una de las sesmas que componían la Comunidad de Teruel, gozaba de unos fueros propios diferentes al existente en el Reino de Aragón, es decir, disfrutaba de unos privilegios distintos.

En la Edad Media, estos territorios eran frontera con los musulmanes, de ahí la necesidad de otorgar privilegios diferentes para que se pudieran repoblar más fácilmente. Es por eso, por lo que estos territorios juraron el Fuero de Teruel.

Los privilegios consistían básicamente en aspectos que los siguientes términos:

  • Los hombres que repueblen la villa serán libres.
  • Todo el término municipal se cede al concejo, para su uso y disfrute.
  • Se concede un amplío autogobierno encabezado por la figura del juez.
  • Aquel que mantenga un caballo está exento de impuestos
  • Las huestes del concejo se benefician directamente del botín de guerra.
  • Se cedería todo el término municipal al concejo.

Pero volvamos al ámbito concreto de la Sesma del Campo de Monteagudo. Estaba compuesta de las siguientes aldeas: Mosqueruela, Ababuj (por aquel entonces Ababux), Allepuz, Valdelinares, Gúdar, Cedrillas, El Pobo, Camarillas, Aguilar y Monteagudo.

En cuanto al sistema de administración de la Sesma era tal y como se muestra en el gráfico:

En la cúspide estaba el juez de Teruel, seguido del procurador general (representante de todas las aldeas), dos jurados de Monteagudo y el regidor de la sesma de Monteagudo.

En cuanto al sistema de elección de los cargos de la Sesma, por ejemplo del cargo de Juez se realizaba mediante el sistema de insaculación, esto es, mediante sorteo.

En esencia consistía básicamente en escribir en diferentes papeles el nombre de cada vecino en función de lo que pagaban, esos papeles se metían en bolsas y, a su vez, en un arcón cerrado con tres llaves.

En el siglo XVI, Aragón, Teruel, Albarracín desafían al Rey de España, por aquel entonces, Felipe II, ello provocó que la ciudad de Teruel fuera conquistada, el Justicia de Aragón, D. Juan de Lanuza, ajusticiado y que en 1598 se eliminase el Fuero de Teruel, para incorporarlo a Aragón.

En consecuencia, desde 1601, los pueblos de Teruel consiguen una jurisdicción separada de la ciudad de Teruel, en el ámbito de la justicia, orden público, hacienda, montes, caza y pesca, agricultura y ganadería.

Es en los Fueros y en las Ordinaciones donde se regula todo lo relativo a las costumbres y vida familiar, como por ejemplo, la honra, el baño separado entre hombres y mujeres, o el castigo como el adulterio, penado con la hoguera, así como las penas y condenas por hechicería.

Todo lo relativo al aprovechamiento de los recursos naturales como la caza, la gestión de los montes comunales y el derecho de pastos se regula en las Ordinaciones. Por ejemplo, se regulaba el privilegio en virtud del cual, los de la Comunidad no pagaban derecho de borregage de los ganados que llevaban a pastar o a vender al Reino de Valencia, etc…

Finalmente destacaremos, que la sede de la Comunidad de Teruel, como Comunidad de Aldeas, se encontraba en la plaza de la Marquesa siendo actualmente el Museo Provincial de Teruel, edificio que se construyó con el dinero de todas las aldeas que integraban la misma.

Los documentos de la Sesma se encuentran en buena parte en el Archivo Histórico Provincial, y otra parte en la torre de Mosqueruela, aunque muchos de estos por desgracia se perdieron durante la Guerra Civil en 1936.

El Salón del Ayuntamiento se llenó. Vinieron personas de otros pueblos de alrededor ya que la temática no era exclusivamente local y suscitó el interés de muchos.

Gracias al ponente, hemos aprendido una parte importante de la historia de estos territorios, zonas de frontera que durante la Edad Media necesitaban dotarse de población, así como de un sistema de gestión y administración de los recursos y de los medios.

Y con todo ello, también hemos vislumbrado una parte relevante de los orígenes de Monteagudo, al ser la cabecera que da nombre a una de las seis Sesmas de la Comunidad de Teruel.

Pablo Guillén Campos (Monteagudo del Castillo)

WP RSS Plugin on WordPress